domingo, 5 de septiembre de 2010

LITERATURA GRIEGA. Tema 1. La poesía épica.

            1. Homero: Aedo y poeta oral.
  
La literatura épica canta las hazañas de los héroes, dioses o personajes de cuentos, siendo los primeros poemas encontrados de este género, la Ilíada y la Odisea, y se atribuyen a Homero, el poeta más admirado de la cultura griega.
  
Hay una gran polémica sobre la autoría de tales poemas, ya que algunos piensan que no fue Homero quién los escribió, sino que esto fue el resultado de la unión de varios cantos difundidos por los aedos; también se dice que los dos poemas fueron escritos por personas distintas, por la existencia de algunas diferencias; sin embargo, los que atribuyen tales obras a Homero, defienden que dichos cambios son fruto de la evolución del autor desde su juventud hasta la madurez, pensando que éste fue igualmente un aedo.
Todos estos poemas épicos presentan dos elementos en común: se componen y recitan de memoria, sin ayuda de la escritura, y se cantan con acompañamiento musical; además usan el hexámetro dactílico, utilizan el dialecto jonio, invocan a la musa, usa frases hechas, repiten versos y hacen digresiones que se desvían del tema general. Una última característica es que existen construcciones verbales que se repiten para facilitar la memorización, así como nombres junto con el epíteto del héroe.
            2. La Ilíada y la Odisea: temática. El héroe homérico.
La Ilíada es un poema épico de origen guerrero que narra el asedio de Troya por parte de los griegos y sus aliados. Sin embargo, Homero se centró más en el episodio de la cólera de Aquiles. Esto comienza cuando Aquiles le arrebate a Agamenón una joven prisionera, que lleva al héroe a retirarse de la guerra. Pero la ofensiva de los troyanos ponía en peligro a los griegos y a sus aliados, por lo que Patroclo pide a su amigo Aquiles que vuelva a la lucha, y negándose, éste coge sus armas para asustar a los enemigos y se incorpora a la lucha. Héctor derrotó a Patroclo en el combate; es entonces cuando Aquiles se reconcilia con Agamenón y regresa para vengar la muerte de su amigo, derrotando así a Héctor. Fue tanta la cólera de Aquiles que éste se ensañó con el cadáver de Héctor, aunque finalmente acepta devolverlo a su padre Príamo y concluye la obra con los funerales de Héctor y Patroclo.
La Odisea es un relato que cuenta las aventuras de Ulises, uno de los héroes que contribuyó a la destrucción de Troya. Narra el regreso a su hogar, Ítaca, y la recuperación de su reino. Todo comienza cuando Ulises está en la isla de la ninfa Calipso, quien por petición de los dioses deja marchar al héroe a su hogar. De regreso a su patria, Poseidón hace naufragar al héroe, quien tras esto se queda en el país de los feacios, junto al rey Alcínoo, donde lo acogen y cuenta todas sus hazañas vividas (pérdida de sus compañeros, lucha contra seres monstruosos, etc.). Al terminar su relato, estos lo obsequian llevándolo hacia Ítaca, donde se reúne con su esposa Penélope y su hijo Telémaco, teniendo entonces que imponer su autoridad y destruir a los pretendientes de su esposa con la ayuda de Atenea.
            3. Hesíodo.
Hesíodo nació en Ascra, a mediados del siglo VIII a.C. Este usó en sus obras el mismo tipo de versos y lenguaje que Homero, pero su contenido tenía un fin didáctico. Las obras más destacadas son la Teogonía y los Trabajos y los Días.
La Teogonía narra el origen y la genealogía de los dioses y héroes griegos. Se trata de intentar explicar el orden del mundo. No obstante, los dioses antropomorfos conviven con divinidades más abstractas, pero la Teogonía de Hesíodo seguirá existiendo hasta la época clásica.
Los Trabajos y los Días es un poema didáctico-moral que reflexiona sobre la justicia en un momento en el que se desarrollan los valores de la aristocracia, combinada con complejos prácticos para el trabajo y la vida doméstica.
           4. Apolonio de Rodas.
Éste llegó a ser director de la célebre biblioteca de su ciudad. Compuso Argonaútica. Es el único poema largo que se conserva de la época helenística. En este poema, los valores guerreros ceden el protagonismo a la empresa aventurera, en las que abundan las escenas sentimentales.
Apolonio se inspiró en el mito que relataba el viaje de los navegantes de la nave Argo hasta la Cólquide en busca del Vellocino de Oro, en la que cabe destacar la complejidad psicológica de los protagonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada